La palabra manga es bastante habitual en nuestro vocabulario. Y la mayoría de las personas la relacionan con los cómics procedentes de Japón. ¿Quieres saber lo que realmente significa? En la entrada de hoy vamos a hablar de los orígenes del manga. Conoceremos la diferencia con el anime, los mejores mangas que se han publicado jamás y su estado de salud actual.

¿Qué significa manga?

La palabra manga surge por primera vez en el siglo XVIII de la mano del artista Hokusai. Una época en la que Japón se abrió más al mundo occidental. Sin embargo, no se hizo popular hasta que finalizó la Segunda Guerra Mundial. Está compuesta por man (informal) y ga (dibujo), literalmente dibujos caprichosos o garabatos. Aunque sería más acertado referirse a ellos como cómics o historietas.

Orígenes del manga

manga old school

Ya encontramos una estética manga en los dibujos realizados en la Chōjugiga del siglo XII. Ilustraciones de tono satírico que representaba a las personas como animales. Se le atribuye al pintor Toba no Sōjō, aunque no se sabe a ciencia cierta quién fue el autor. Solo nos han llegado algunos fragmentos en blanco y negro, que para los especialistas suponen el primer antecedente de este estilo.

En el siglo XVII asistimos al apogeo del movimiento artístico conocido como Ukiyo-e. Se trata de grabados de las estampas tradicionales niponas. Su principal aportación es que los dibujos contenían pequeños textos que contaba la historia de los personajes. El artista más destacado de este periodo es Hokusai. Que como hemos mencionado anteriormente, también inventó la palabra manga, apareciendo en el propio título de su libro: Hokusai Manga.

Custom pepephone

La evolución del manga en el siglo XX

Tras estos tímidos avances, llegamos al siglo XX. En 1902, Rakuten Kitazawa publica una historia gráfica titulada Tagosaku to Mokube no Tokyo Kenbutsu. Se considera el primer manga oficial de toda la historia. Ya que contiene muchas de las características que aún persisten hoy en día.

Por ejemplo, el uso del blanco negro y figuras estilizadas hasta volverlas irreales. Con una enorme atención al detalle. La trama es muy sencilla. Dos jóvenes de campo viajan a la gran ciudad y se comportan como auténticos catetos. Un argumento que hemos visto mil veces repetido en la gran pantalla.

En las décadas de los 20 y 30 el manga alcanzó grandes cuotas de popularidad. Se trataba de un producto de entretenimiento para jóvenes y niños. Y también comenzó a exportarse a occidente. Aunque hay que advertir que las historias japonesas y las que se adaptan a nuestra mentalidad no tienen demasiado que ver. No obstante, poco después Japón se ve inmersa en la Segunda Guerra Mundial.

Pero el conflicto no consiguió acabar con los mangas. Al contrario, se hicieron todavía más famosos. El consumo de manga se generalizó en público de todo tipo de edad y condición. Y es que los japoneses necesitaban una distracción para evadirse de la realidad económica y social que sufrían. También en esta época se crean los cimientos de una industria que en los años siguientes reportaría grandes beneficios.

El manga en la actualidad

En nuestros días, el manga es una de las industrias del ocio más rentables de Japón. Pese a que en los últimos años ha perdido algo de fuerza debido a la competencia del anime. Esta tendencia responde a los cambios propiciados por las nuevas tecnologías. Y también a la inmediatez y comodidad que exige la nueva sociedad de consumo. Que en muchas ocasiones prefiere mirar a leer.

Tipos de manga

También se han desarrollado multitud de subgéneros distintos. Algunos de ellos radicalmente específicos. Para que te hagas una idea, los Seinen están creados para hombres. Los Josei para mujeres. Los Kodomen para los niños y los Shonen/Shojo para chicos y chicas adolescentes.

¿Quieres algunos ejemplos? Sin duda, el Kodomen más famoso es Pokémon. Aunque también son importantes Doraemon y Hamtaro. Por norma general, los manga para ellos tienen mucha acción y humor. Como es el caso de los Shonen Bola de Dragón, Caballeros del Zodiaco, Naruto o One Piece. Los Seinen están dirigidos a un público más adulto, aunque la temática sigue siendo parecida. Como podemos ver en Death Note o Berserk, con mayor violencia y sexualidad explícita.

Mientras que, para ellas, las tramas de los Shojo se centran en las historias de amor. Normalmente con protagonistas femeninas que van al instituto. Por ejemplo, Candy Candy, Sailor Moon, Sakura o Fruits Basket. Mientras que los Josei están escritos para mujeres más adultas. Pueden hablar sobre vivencias y sentimientos tratados con mayor seriedad. Con Paradise Kiss o Nana como máximos exponentes.

Del manga al anime: ¿cuál es la diferencia?

Haciendo un paralelismo, el manga es el equivalente de los cómics occidentales y el anime la versión nipona de los dibujos animados. Comenzó a cobrar gran importancia durante la edad dorada de Disney. De quien tomó algunos conceptos, como por ejemplo, el enorme tamaño de los ojos.

Se trata de un espectáculo audiovisual y narrativo donde la música tiene un peso importante. Todos los episodios de un anime empiezan y terminan con un largo video musical inspirado en sus personajes. Estos opening y ending pueden cambiar durante las temporadas, ofreciendo una evolución en el arco narrativo de la historia. De hecho, los fans del anime también lo son de las canciones, que nunca faltan en sus listas de reproducción.

Por norma general, el anime está basado en mangas existentes que han tenido éxito. Por ejemplo, antes de que Goku apareciera en las pantallas de televisión, el manga de Bola de Dragón ya llevaba años cautivando a sus seguidores. Aunque en ocasiones es justo al contrario. Como en el caso de Little Witch Academia, que primero fue anime y después llegó a formato impreso.

Los mejores manga según la comunidad

naruto manga

Es muy complicado hacer una lista con los mejores mangas de la historia, ya que la subjetividad y el factor nostalgia influyen notablemente en nuestra decisión. Pero existen una serie de títulos que son aclamados mayoritariamente por la comunidad. Y han tenido una enorme repercusión en varias generaciones de niños y jóvenes. ¿Por dónde empezar?

Estudios Toei

Sin duda, por los estudios Toei. Fundado en 1958, son los responsables de algunos de los mangas más populares de la historia. Como es el caso de Bola de Dragón, El viaje de Chihiro, Mazinger Z o Caballeros del Zodiaco. Osamu Tezuka, uno de los padres del anime, fue la mente creativa detrás de muchos proyectos. Como la serie Tetsuwan Atomu que en España es conocida como Astroboy.

Como curiosidad, en esta misma década aparecen los estudios Tōhō. ¡Exacto! Son los creadores del mítico Godzilla. Un personaje que representa el miedo de los japoneses a las bombas nucleares. Y que ha influenciado en gran medida al desarrollo del manga y el anime.

La década de los robots gigantes

Durante los años 70, algunos subgéneros del manga comienzan a despegar. Sobre todo, los que tienen temáticas relacionadas con los robots gigantes o mechas. Mazinger Z es sin duda el más famoso de la historia. Aunque no podemos olvidarnos de Gundam, Robotech, Macross, Evangelion, Burst Angel o Goldorak.

Akira Toriyama y la llegada del manga a occidente

manga one peace

Otro autor clave es Akira Toriyama, creador de Dr. Slump y Bola de Dragón. Este último, es el manga más famoso de todos los tiempos. Y en nuestro país, el cómic extranjero más vendido. Toriyama es responsable del enorme auge que este estilo narrativo tienes nuestros días.

Y abrió de par en par las puertas de occidente para la llegada de grandes series como Appleseed y Ghost in the Shell de Masamune Shirow. Ranma ½ de Rumiko Takahasi. Akira de Katsuhiro Ōtomo. Detective Conan de Ryūsuke Mita. Death Note de Tsugumi Ōba. Fullmetal Alchemist de Hiromu Arakawa. Y Naruto de Eiichiro Oda. También autor del manga One Piece, que con casi 350 millones de copias vendidas es el más exitoso hasta el momento.

¿Echas alguno en falta? ¡No podíamos incluirlos todos! Por eso, estamos deseando leer en los comentarios cuáles son vuestros mangas y autores favoritos. ¡Hasta la próxima!




Privacy Preference Center