Si alguna vez te has preguntado cuál es el orden cronológico de Superman, sin tener en cuenta series como Lois y Clark, Smallville y demás, ciñéndote solo a la gran pantalla, en el post de Universo Cómic de hoy vas a encontrar la respuesta. ¡Y si no te lo habías preguntado nunca también, que para eso somos un blog de cómics que se toma muy en serio su labor divulgativa!

Superman: La película

Superman de Cavill

La película nos muestra la infancia de un Clark Kent criado en Smallville que años más tarde ponía rumbo a la gran ciudad de Metrópolis para enamorarse hasta las trancas de otra periodista, la bellísima Lois Lane. Decimos lo de la secuela porque, aunque tanto Superman: La Película como Superman II se grabaron en paralelo, pero divergencias creativas casi dieron al traste con el segundo filme.

La primera aparición de Superman en la gran pantalla se convirtió en su momento en la película más cara de la historia y la verdad es que la ocasión lo merecía. Vista ahora, lo cierto es que no tiene nada que ver con las maravillas que llegan a nuestros cines, pero el valor histórico de la primera película en orden cronológico de Superman es innegable: fue la pionera, hecho que la llevó en 2017 hasta la National Film Registry estadounidense.


Superman II

Dos años más tarde de que Superman: La Película solo fuese superada en la cartelera por la inolvidable Grease, en 1980, llegaba por fin la segunda parte de la franquicia. Los problemas originales se solucionaron (ya se había grabado un 75% del filme, habría sido una verdadera lástima perderlo) y pudimos disfrutar de una aventura a la altura de la primera, lo que ya es decir.

Custom pepephone

Superman Cavill
El comienzo de la historia, desde luego, no pudo ser más vibrante: Superman debía
salvar a su amada Lois Lane de unos terroristas que habían puesto explosivos en uno de los elevadores de la Torre Eiffel francesa. ¡Casi nada! El problema, lo que no se espera Superman, es que al llevarse el elevador al espacio para que la explosión no dañase la Tierra, libera a varios villanos de su planeta de origen, Krypton, que deciden poner rumbo a la Tierra. 

Estos, dirigidos por el general Zod, se alían con Lex Luthor para acabar de una vez por todas con Superman, ¡pero es que nuestro héroe preferido es duro de pelar! Si no la habéis visto no sigáis leyendo, porque se vienen spoilers: tras fingir que ha perdido la batalla contra ellos, Superman despoja a sus temible enemigos de sus poderes, vuelve a poner entre rejas a Luthor y, por supuesto, consigue borrarle la memoria a Lois. Al fin y al cabo ya se sabe, la ignorancia da la felicidad, sobre todo si el secreto a guardar es de la magnitud del Hombre de Acero…

Lo curioso de este filme es que había tantas imágenes grabadas del director que en principio iba a hacerse cargo de la película que finalmente Warner decidió hacer pública una reedición del filme en 2006 con material inédito, ¡una auténtica pieza de coleccionista!

Superman III

superman-y-wonder-woman
La tercera de las películas de Superman, no os vamos a engañar, no es la mejor de todas… ¡casi diríamos que todo lo contrario! Con Lois de vacaciones muy lejos, el filme nos narra la vuelta a Smallville de un Superman que, para nuestro gusto, está bastante desnaturalizado.

Se convierte en toda una atracción en la tierra que le vio crecer, pero a cambio Clark Kent se vuelve bastante despistado. Tanto que no ve venir las artimañas de los poderosos hermanos Webster, que consiguen manejarle como un pelele gracias a una kriptonita sintética que saca de sus casillas a un Superman al que nunca antes habíamos visto comportarse así en la gran pantalla.

Los guionistas aprovechan para introducir al personaje de Lana Lang, un viejo amor de Kent a la que la vida no le ha sonreído en exceso y a la que, a pesar de que su instinto le dice que debe cuidar, termina intentando seducir por esa especie de kriptonita roja adulterada por alquitrán. Por cierto, dicha kriptonita y todo el jaleo con las acciones de Superman es posible gracias a Gus Gorman, un cerebrito que había intentado estafar a los Webster y que, tras ser cazado por estos, se ve obligado a convertir en realidad sus fechorías.

La verdad, ver al Hombre de Acero enderezando la Torre de Pisa por diversión no es algo que nos apasione, pero la verdad es que a la postre nos regala uno de los gags más simpáticos de toda la trilogía. Corría el año 1983, los dos primeros filmes habían funcionado muy bien y está claro que había que aprovechar el tirón, pero… nosotros nos habríamos currado bastante más el guión. Aparte de eso, ver de nuevo a Reeve fue una enorme noticia.

Superman IV

peliculas de animacion superman
En esta ocasión Lex Luthor sí que nos presenta un enemigo a la altura de Superman, un
‘Hombre Nuclear’ alimentado por la energía del sol que se las hace pasar canutas al alter ego de Clark Kent.

Este, que se ha visto obligado a negarse a vender la granja de sus padres terrícolas y ha visto cómo la dirección del periódico en el que trabaja ha cambiado de manos, encuentra su último soplo de fuerza en un cristal de energía que le había dejado su madre. Es gracias a él que encuentra la forma de acabar por siempre con la creación de Luthor, y es que si esta se alimenta de la luz solar… ¿qué mejor que ‘apagar’ el sol?

Así es, Superman provoca un eclipse (que se dice pronto) para drenar de vida a su malvado enemigo. Enemigo que, por otro lado, ha generado él al deshacerse de todas las armas nucleares del mundo lanzándolas contra el sol. Alguien debería decirle a este chico que lo de tirar bombas al espacio termina siendo más problemático que ventajoso, ¿no creéis? ¡Fue ese mismo motivo el que liberó a los malvados de Krypton en Superman II!

A pesar de ser un rotundo éxito, la tetralogía de Superman se tomó un respiro, algo muy similar a lo que ya había ocurrido con la trilogía de Star Wars, por ejemplo. Un respiro de cerca de 20 años que hizo que varias generaciones creciesen con la única imagen de Reeve como Superman… ¡pero llegarían otros! (Peores, desde luego, pero ‘supermanes’ de todos modos).

 Superman Returns

pelicula-superman
Hacer una secuela de Superman tras casi 20 años de silencio era osado, desde luego, sobre todo si tenemos en cuenta que el encargado de encarnar al superhéroe debería llenar un vacío sin igual. El elegido fue
Brandon Routh, un actor poco conocido que, la verdad, tampoco vio despegar su carrera gracias a este papel. La película, por cierto, fue peculiar, ya que fue una secuela que no actuaba como el quinto filme de la saga, sino que obviaba las dos películas inmediatamente anteriores para actuar como un cierre de trilogía tras las dos primeras.

La verdad es que la actuación de Routh estuvo muy bien, más aún si tenemos en cuenta que el malvado Lex Luthor fue encarnado por el mismísimo Kevin Spacey. Ya se sabe, un héroe es del tamaño del enemigo al que debe enfrentarse, y en esa época Spacey era un auténtico monstruo interpretativo (después se descubrió que también lo era de otro tipo muy diferente).

Por desgracia, aunque fue todo un éxito en taquilla, la secuela que se había planteado para el año 2009 terminó siendo cancelada. Por lo visto Warner no terminó muy contenta con los resultados de su aventura. Quería algo más, algo totalmente nuevo, y para eso, además de un director de categoría, necesitaba a un Superman con el carisma del inolvidable Christopher Reeve

El Hombre de Acero

hombre acero
Tal y como ya hemos mencionado, en 2013 la saga Superman volvía más adaptada a los tiempos y con un reseteo que, seamos sinceros, sobre el papel no le venía nada mal. Para entonces
Marvel ya había iniciado su titánico movimiento de dar vida al MCU, una jugada que a la postre les salía redonda, así que sobre los hombros de Zack Snyder, el director elegido por Warner Bros, recaía una responsabilidad enorme.

Para ello no tuvo malos mimbres, ya que además de con Henry Cavill, contó con nombres como los de Amy Adams, Kevin Costner, Laurence Fishburne (Morfeo en Matrix) o el mismísimo Russel Crowe. Además, por si fuera poco, el filme contó con la participación de Christopher Nolan en la producción y el guión de la misma, por lo que estaba claro que iban a por todas.

La película nos narra los orígenes de Superman en Krypton, cómo este debe ser evacuado a toda prisa siendo apenas un bebé y cómo termina en la Tierra siendo criado por los Kent. Al descubrir sus poderes decide viajar utilizando distintos alias, pero el hallazgo de una nave kriptoniana lo cambia todo. Es así como Superman consigue su traje y como, como conoce a Lois Lane y como, sin comerlo ni beberlo, termina enfrentándose con el general Zod, el asesino de su padre.

Batman v Superman: El amanecer de la justicia

flash contra batmanHablando del orden de las películas teníamos ganas de llegar a esta Batman vs Superman. ¿Por qué habrían de enfrentarse dos de los superhéroes más queridos de DC Comics? Es más, Batman no tiene ningún tipo de superpoder, ¿por qué arriesgarse a recibir una auténtica paliza de dimensiones cósmicas?

La versión oficial es que Lex Luthor, el malo de Superman, le come la oreja a Batman para que se zurre de los lindo con el Hombre de Acero, aunque viene los nombres implicados en el sarao montado por Warner Bros… para nosotros que la cosa iba más por tema de marketing. Por eso y porque el filme tiene un triste 5,5 en Filmaffinity, pero oye, ¡como demostración de fuerza no estuvo nada mal!

Henry Cavill como Superman, Ben Affleck como Batman, Amy Adams, Laurence Fishburne, Jeremy Irons… incluso Gal Gadot hizo en ella su primera aparición como Wonder Woman un añito antes del desembarco de la primera película con la superheroína como protagonista absoluta.

No quedó una película para el recuerdo, o sea que no entrará a formar parte de la National Film Registry, pero la verdad es que vivir un enfrentamiento así en la gran pantalla fue un auténtico bombazo.

Liga de la Justicia

mejores películas HBO superhérores
Estuvo rodeada de problemas, como el fallecimiento de la hija del director de la película y su comprensible abandono del proyecto. Se trataba de la primera gran reunión de los superhéroes DC en la gran pantalla y la ocasión lo merecía, así que la Liga de la Justicia tiene el honor de ser una de las películas más caras jamás hecha.

Suponemos que, además de en efectos especiales, a la producción se le debió ir un pico en sueldos, y es que ver los nombres de los protagonistas asusta: Henry Cavill, Ben Affleck, Gal Gadot, Amy Adams, Jeremy Irons, Jason Momoa, Jeremy Irons… Sin embargo, ni los nombres ni el dinero fueron suficientes para que el filme consiguiese más que un notable bajo entre el público. Por desgracia, ni DC Comics ni Warner parecen haber dado con la fórmula cinéfila de la Cocacola, al menos no con Superman de por medio.

En principio está prevista una segunda parte de esta gran aventura que no debería tardar mucho en llegar, pero habrá que ver qué termina pasando.

PD. ¡No nos importaría nada que se basase en el arco argumental en el que Superman termina liado con Wonder Woman del que ya os hablamos en nuestro post de los superhéroes y sus parejas!