No sabemos muy bien si es por su traje, por sus poderes, por su peculiar humor, por su sentido de la justicia, por nada de eso o por todo junto. El caso es que el mundo entero cayó en su día a los pies de Spiderman y aún hoy, unas cuantas décadas después de su primera aparición, seguimos embelesados por el personaje creado por el difunto Stan Lee. En 2022 el personaje cumplirá 60 años, pero puede presumir de estar en mejor forma que nunca.

Esto es, mayormente, gracias a sus últimas incursiones en la gran pantalla. Lo cierto es que la carrera del Hombre Araña en la gran pantalla ha tenido sus altibajos y que los jóvenes de hoy en día cada vez leen menos cómics. Si solo se hubiesen quedado con los horrores que se hicieron en la década de los 80 lo más probable es que nadie supiese quién es Peter Parker ni a qué debe sus poderes. Sin embargo, algunas de las nuevas películas de Spiderman, las que llegaron en los 2000, son maravilla pura.

Hoy os contamos cuál es su orden cronológico para que podáis ver la evolución del personaje y, de paso, os contamos también porque no están incluidas en nuestro post sobre el orden de películas de Marvel.


origen de spiderman
Spider-Man

Cuando nos enteramos de que Tobey Maguire y Kirsten Dunst serían los encargados de encarnar nada menos que a Spiderman y a su amada Mary Jane Watson, no supimos qué pensar. Vamos a ser súper sinceros con vosotros: él nos parecía un ‘pan blanco’, un ‘sinsangre’, y ella simplemente no nos encajaba con el perfil de MJ que teníamos de los cómics y la serie animada. Simplemente no eran ellos, ¡y punto! Además, el hecho de que el filme del superhéroe, el primero que se hacía con él de protagonista en casi 20 años, llegase de la mano de Sony… no lo teníamos nada claro, la verdad.

Custom pepephone

Sin embargo Sam Raimi, su director, se encargó de darnos en los morros con una de las mejores películas que se hayan hecho nunca sobre nuestro amigo y vecino Spiderman. Acertó plenamente en la elección de personajes, mención especial a un Willem Dafoe absolutamente maravilloso en el papel de El Duende Verde, uno de los mejores villanos de Spiderman de toda la historia.

duende verde spiderman
Los 140 millones de dólares que costó el metraje daban mucho vértigo, la compañía nunca antes había invertido tantísimo dinero en una única película, pero ese beso cabeza abajo bien los merecieron. Fue un éxito en taquilla, y visto lo que vino después… ¡lo tuvo merecidísimo!

Por cierto, se estrenó en 2002, justo unos meses después del atentado de las torres gemelas. Esto hizo que un alucinante tráiler de la primera parte de lo que terminó siendo una trilogía tuviese que ser retirado. ¿Y eso por qué? Pues porque en él Spidey atrapaba el helicóptero de unos malotes con su telaraña… ¡nada menos que entre las dos Twins Towers! De esas anécdotas que pasan a la historia y quedan para el recuerdo, ¡gran forma de iniciar una leyenda!

 

Spider-Man 2

Con el tirón de la primera película y el bombazo que supuso para las arcas de Sony, estaba claro que había que aprovechar el filón. Aún no habían llegado Los Vengadores, pero la franquicia de los X-Men ya había demostrado que el público estaba dispuesto a consumir este tipo de historias: el germen de los superhéroes ya estaba creciendo en nuestro interior.

Estamos en 2004, habían pasado tan solo dos años, un tiempo que podría parecer escaso para levantar una superproducción como Spider-Man 2, pero lo cierto es que Sam Raimi, ungido por su amor hacia el personaje, consiguió volver a hacerlo. Para ello eligió a un buen número de villanos que le pusieron las cosas bastante complicadas al bueno de Maguire, pero uno de ellos sobresalía sobre el resto. Hablamos del Dr. Octopus interpretado por Alfred Molina, un tipo que estuvo totalmente maravilloso interpretando a uno de los malos más malos del universo Spiderman. De hecho diríamos que estuvo a la altura de Dafoe, y ojo, que este último ha estado nominado hasta en cuatro ocasiones a los premios Oscar.

villanos spiderman
Dicen que ‘segundas partes nunca fueron buenas’, pero lo cierto es que esta secuela de Spiderman nos dejó muy buen sabor de boca. El suficiente para saber que queríamos más aún, pero algo había empezado a suceder: Tobey y Kirsten parecían empezar a estar hartos de sus personajes. Ninguno de los dos quería encasillarse, pero aún así decidieron aventurarse en una tercera parte que resultaría ser la definitiva de esta primera serie de entregas.

Tras El Duende Verde y Octopus, ¿qué malvado podía estar a la altura de una cita como esta? Estaba clarísimo, el simbionte Venom, ¿quién si no? Con ese tirón estaba claro que íbamos a ir al cine como corderitos… y así lo hicimos.

Spider-Man 3

Tal y como ya os hemos contado, los principales protagonistas de la película, Maguire y Dunst, empezaban a estar algo desencantados con sus interpretaciones. El filme llegó en 2007, tres años después que el anterior y cinco más tarde que la primera parte, y muchas cosas habían cambiado para ellos desde entonces.

A pesar de ser la última de la trilogía de Sam Raimi si atendemos a su orden de aparición, se convirtió en la más taquillera de las tres con cerca de 900 millones de dólares recaudados (costó casi el doble que la primera). Sin embargo, fue la que menos le gustó a la crítica. Ver a Spiderman con su imponente traje negro fue una auténtica pasada, para qué os lo vamos a negar, Tobey estuvo mejor que nunca, ya que en esta ocasión su personaje adquiría una mayor profundidad. El problema es que Raimi complicó demasiado la película esta vez. Demasiados problemas para un mismo superhéroe, lo que terminó pasando factura al resultado final.

villano spiderman el lagarto
No nos malinterpretéis, no fue una mala película, pero sí que fue la más floja de las tres. De todos modos, si tenemos en cuenta que esto es algo que suele ocurrir cuando decide estirarse el chicle más de la cuenta, el resultado global fue bastante agradecido.

Al parecer había material para una cuarta parte, y Dunst llegó a reconocer que volvería a meterse en la piel de MJ si también lo hacían su compañero en la ficción y el director que les reunió a ambos. Por desgracia, Raimi decidió abandonar el proyecto y todo se quedó en agua de borrajas.

  • ¿Significa esto que se acabaron las películas de Spiderman? De eso nada, significa que tocaba reiniciar la franquicia… aunque esta vez no se hiciese de la forma más acertada.

The Amazing Spider-Man

A simple vista, Andrew Garfield daba bastante más el perfil de lo que podíamos esperar de un personaje como Spiderman. El problema es que con este pensamiento volvimos a demostrar que no tenemos ni idea sobre castings de cine, porque el chico no podía haber estado más desacertado. Eso sí, no le culparemos solo a él, al fin y al cabo el mayor error fue orientar las películas a un público mucho más joven de lo que nadie esperaba.

Por cierto, en este caso su compañera de baile fue nada menos que la oscarizada Emma Stone, solo que por aquella época aún no había hecho La La Land y estaba ún un poco perdida en el mundo del actoraje. Con el título The Amazing Spider-Man parecía que sus creadores querían ir a la base de todo, a homenajear los cómics como nunca antes se había hecho. Sin embargo, no sabemos si por imperativo de la compañía o de su nuevo director, Mark Webb, la cosa no salió para nada como esperábamos.

comic spiderman amazon
La verdad es que es una auténtica lástima que un mismo estudio pueda hacer las cosas tan bien y, diez años años más tarde, tan mal. ¿Dónde estaba el aprendizaje de Sony en todo este proceso?

La película, por supuesto, fue todo un éxito en taquilla. Normal, esperábamos con ansia Spiderman 4, pero lo que nos encontramos no fue para nada lo que llevábamos cinco años soñando. Corría el año 2012 y nos habían dejado el corazón hecho trizas, ¿serían capaces de arreglarlo con una segunda parte o no harían sino empeorarlo? Con estas cosas del cine hay un problema, y es que si cometes un error y lo reconoces estás perdido. Había que seguir con Garfield al frente… y la franquicia terminó pagándolo.

The Amazing Spider-Man 2

No sabemos dónde se dejaron el Amazing, pero esta entrega es, sin duda alguna, la peor de todas las de las nuevas películas de Spiderman. Y eso que contó con otro actor oscarizado, un Jamie Foxx que nueve años antes había levantado la estatuilla a Mejor Actor por su papel en Ray, donde dio vida al mítico pianista y cantante Ray Charles.

Nada, no hubo nada que hacer. El filme fue aún pero que su antecesor. De hecho, fijaos hasta dónde llegó la cosa que, aunque esperábamos que la debacle definitiva llegase de la mano del final de la trilogía, Sony no solo decidió cargársela, sino que se asoció con Marvel de nuevo para intentar que el personaje superase su mayor crisis de reputación de la historia. La compañía de cómics había irrumpido en la gran pantalla de una forma tremenda y tenía el potencial suficiente para convertir a Spidey en la gallina de los huevos de oro que había sido siempre.

¿Y cuál era la mejor forma de hacerlo? En primer lugar, eliminando de la ecuación a un Andrew Garfield que nunca estuvo a la altura de Peter Parker y su alter ego. Se optó por Tom Holland, uno de los niños de Lo Imposible de J.A. Bayona, y se optó también por darle un trampolín inigualable: aparecer en las películas de Los Vengadores, un ambiente del que, estaremos todos de acuerdo, nunca debió salir.

Rectificar es de sabios, y a Sony le queda la satisfacción de haber sabido hacerlo a tiempo. Por cierto, habréis notado que la mitad de la reseña de The Amazing Spiderman 2 ha sido para contaros todo lo que vendría después, ¿verdad? Pues eso, que no os perdéis nada si os ahorráis conocer al señor Garfield. ¡De nada!

Spider-Man: Homecoming

Esta vez sí. De nuevo reconocemos que no las tuvimos todas con nosotros cuando vimos que habían elegido al chavalito Tom Holland para interpretar a Spiderman. ¿Ahora que habían quitado a Garfield no ponían a otro actor más teenager aún? Sí, pero la cosa tenía su explicación, y es que este reseteo iba a ir incluso un poco más lejos que los anteriores. Bueno, eso y que el chicuelo iba a estar arropado nada menos que por Robert Downey Junior en su papel de Tony Stark, a.k.a. Iron Man.

El cambio de director por un John Watts mucho más inspirado le vino genial al personaje, para qué os vamos a engañar. Corría el año 2017 y un reinicio así era justo lo que necesitábamos para volver a enamorarnos del Hombre Araña, al menos de su versión en la gran pantalla. Además, este Peter Parker estaba más adaptado a los tiempos. Obviamente, la influencia de Stark era más que notoria, pero es que ya iba siendo hora de buscarle un sucesor al muchimillonario de Marvel… y la verdad es que la opción de que Spiderman se hiciese con ese papel nos hizo mojar las sábanas.

Se dice que Disney aceptó hacerse cargo de la franquicia de Spiderman a cambio ’únicamente’ de poder gestionar el merchandising del personaje. Es decir, que no habría pagado un euro por mover sus hilos ni se habría llevado nada de lo recaudado en taquilla, pero sí se habría llevado calentito todo lo generado en ventas por el personaje. Disney, una de las compañías del mundo que mejor sabe de qué va todo esto. Jugada maestra, sin duda, y más aún viendo que la cosa ha seguido después. ¿Alguien se imagina un Spiderman a día de hoy que no esté interpretado por Tom Holland?

Spider-Man: Far from home

La última de todas las películas de Spiderman en orden hasta el momento nos mostraba a Tom Holland haciendo frente a uno de sus rivales más legendarios, nada menos que el gran Mysterio. Sin embargo, en esta ocasión se veía obligado a hacerlo muy lejos de su hábitat natural, una Manhattan ideal para sus telarañas. En esta ocasión tenía que hacer frente a la amenaza en Europa, justo en mitad de un viaje con amigos por el viejo continente. ¡Mira que son oportunos a veces estos malos!

Si hablamos de las películas de Marvel en orden, este filme iría justo después de Avengers: Endgame. Con Tony Stark ya fallecido el grupo necesita un nuevo líder, y las aventuras de Parker le hacen postularse como su sustituto natural. Lo cierto es que, más allá de su trasfondo, el metraje es entretenido, está lleno de efectos realmente alucinantes (con Mysterio como villano no podía ser menos) y nos dibuja un futuro bastante prometedor con un Spidey al frente de todo lo que esté por venir.

mysterio comic spiderman
Por cierto, esta película de Spiderman llegó en 2019, y sabiendo que las entregas del Hombre Araña cada dos tres años, y que parece que Holland está llevando las mallas  bastante mejor que Garfield… ¿podemos esperar nueva película con él como protagonista de aquí a no mucho?

Podemos y debemos, desde luego, y aunque lo cierto es que en tiempos de pandemia la cosa a la hora de hablar de fechas en el cine está complicada, tenemos una grandiosa noticia que compartir con vosotros. Seguid leyendo, que si sois fans de Spiderman estamos convencidos de que esto os va a encantar. De momento hay confirmadas otras dos apariciones de Holland en el MCU, ¡y no os van a dejar indiferentes!

¿Habrá nuevas películas de Spiderman 2021?

Aunque estaba previsto que el cierre de esta (¿primera?) trilogía protagonizada por Tom Holland llegase en pleno verano de 2021, el coronavirus cambió un poco las cosas. Eso sí, todo apunta a que seguiremos disfrutando de la alucinante historia que Disney está preparando este mismo 2021, aunque más cerquita de la Navidad. Como si de una de las última entregas de Star Wars se tratase, Spiderman: No way Home se estrenaría el 17 de diciembre de 201, al menos en EE.UU.

¿Y por qué hablamos en condicional? Pues porque, que sepamos, ha estado grabándose hasta hacer relativamente poco entre Los Ángeles e Islandia. Suponemos que ya tendrían algo grabado y postproducido y que por eso trabajan con un margen de tiempo tan estrecho, ¡porque si no, no sería de extrañar que su llegada a la gran pantalla terminase retrasándose!

Poco se sabe de esta nueva entrega, aunque algunas filtraciones han comenzado a dibujar los primeros trazos de lo que podría ser el argumento. Al parecer, Jamie Foxx volverá a dar vida a Electro para resarcirse del fiasco de The Amazing Spider-Man 2, pero él no sería el único en regresar a la franquicia.

Si los rumores son ciertos, es posible que vivamos el multiverso de Spiderman en acción real, lo que significa que podríamos volver a ver a Tobey Maguire y Andrew Garfield dando vida al Hombre Araña. ¡De hecho, puede que incluso conozcamos a Miles Morales en carne y hueso!

La cosa no podría tener mejor pinta, pero no queremos hacernos ilusiones porque nos están quedando preciosas y puede que terminemos quedándonos con un palmo de narices. Como dicen los padres primerizos, que venga lo que tenga que venir, ¡nosotros pensamos disfrutarlo a tope igualmente! ¿Podrá superar esta trilogía a la original? ¡Tiene pinta de que sí!