Los premios más importantes del mundo del cine son los Oscar. Al menos, son los que se utilizan a nivel internacional para calibrar el verdadero nivel de calidad de una película. No sabemos si serán las mejores o no pero, para que te hagas una idea, aquí tienes el ‘top 10’ de las películas más oscarizadas de la historia. ¡Apúntalas en tu lista de imprescindibles!

Titanic

Titanic no solamente es una de las películas más taquilleras de la historia sino que, además, es también una de las más premiadas en los Oscar.

Se llevó once reconocimientos en 1997 de los 14 a los que aspiraba, lo que la convierte también en una de las tres películas con más nominaciones en la historia de los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, junto con All about Eve (1950) y La La Land (2016), aunque estas dos se llevaron ‘sólo’ seis estatuillas.


Custom pepephone

Ben-Hur

Otra de las películas más oscarizadas es Ben-Hur, que en 1959 se llevó once de los doce premios a los que estaba nominada.

Esta superproducción épica se llevó el favor de crítica y público, y eso se tradujo en unos reconocimientos en los Oscar que ninguna otra película se había llevado hasta entonces. Tuvieron que pasar 38 años hasta que otro filme (en este caso, Titanic) logró igualar la gesta.

El Señor de los Anillos: El retorno del Rey

La tercera parte de El Señor de los Anillos consiguió colocarse, con el mismo número de premios que Titanic y Ben-Hur (11), como la película con más Oscar de la historia. En su caso, además, tuvo todavía más mérito que las anteriores porque hizo pleno: se llevó todos los premios a los que estaba nominada en 2003.

Es curioso porque, en el ranking de las películas más premiadas de los Oscar, esta tercera parte (El retorno del Rey) es la única que logró algún premio.

Lo que el viento se llevó

Ya por debajo de las once estatuillas de las anteriores, entre las películas más galardonadas de la historia de los Oscar se encuentra la memorable Lo que el viento se llevó, que se llevó -valga la redundancia- diez premios en 1939.

 

Estaba nominada en trece categorías y, en realidad, se llevó ocho galardones, todo un récord para la época, pero a ellos hubo que añadir dos premios técnicos honoríficos adicionales por ser la primera película a color en ganar el Oscar a la mejor película.

West Side Story

West Side Story es otra de las películas más galardonadas de los Oscar, también con diez premios, como Lo que el viento se llevó, estando nominada en once categorías en el año 1961.

Curiosamente, se llevó los premios a mejor actriz y actor de reparto (Rita Moreno y George Chakiris) pero no recibieron nominación ni, por tanto, reconocimiento, los actores principales del filme, Natalie Wood y Richard Beymer.

La única modalidad en la que tenía nominación y no se alzó con el galardón fue la de guión adaptado, por la que estaba nominado Ernest Lehman.

El paciente inglés

El paciente inglés tiene el mérito de estar entre las películas más galardonadas de los Oscar siendo una producción británica.

En 1996 se alzó con nueve de las doce estatuillas a las que optaba. Como la anterior película mencionada, tampoco se llevó los premios a mejor actriz y mejor actor principales, aunque en este caso sí que estaban nominados tanto Kristin Scott Thomas como Ralph Fiennes.

La otra nominación en la que no consiguió el premio fue a mejor guión adaptado y también es llamativo puesto que la película está basada en la novela homónima de Michael Ondaatje.

Gigi

Otra película basada en una novela y que obtuvo también nueve premios Oscar es Gigi, que en 1958 hizo un pleno absoluto, logrando todos los galardones en los que tenía posibilidades.

Además de los reconocimientos a mejor película y mejor director, todos los demás premios fueron técnicos. Ninguna interpretación estaba siquiera nominada. Eso sí, Leslie Caron, la protagonista, sí que fue candidata al Oscar a mejor actriz en dos ocasiones: cuatro años antes (1954) por su papel en la película Lili y seis años después (1964) por su intervención en La habitación en forma de L.

El último emperador

Nueve premios se llevó también El último emperador, y también con pleno de victorias en todas las categorías en las que tenía opciones.

Fue en 1987, en la 60ª edición de los Oscar, con el mérito de ser una producción internacional en la que participaron China, Italia, Reino Unido y Francia.

Tampoco hubo premios de interpretación, pero sí como mejor película y director, además de la dirección artística, el guión adaptado, la música y el sonido, el vestuario y la fotografía y el montaje.

De aquí a la eternidad

De aquí a la eternidad baja un escalón respecto a las películas mencionadas anteriormente y se coloca en novena posición del ranking de las más oscarizadas, con ocho premios de los trece a los que estaba nominada. Esto fue en 1953.

Como curiosidad, Burt Lancaster no se llevó el premio a mejor actor como protagonista de la cinta. De hecho, su único Oscar llegó con su papel en Elmer Gantry en 1960. Pero sí fue reconocido como mejor actor de reparto el mismísimo Frank Sinatra.

On the Waterfront y My Fair Lady

En la décima posición de las películas con más premios Oscar tenemos que destacar dos películas, ambas con ocho premios entre doce nominaciones.

Por un lado, On the Waterfront (conocida en España como La ley del silencio), que en 1954 arrasó en las categorías más importantes.

Por otra parte, My Fair Lady, que en 1964 se coló entre las películas más oscarizadas de la historia, aunque sin que su protagonista, Audrey Hepburn, estuviera siquiera nominada.

Además de estas últimas, también hubo otras películas que consiguieron llevarse ocho estatuillas: Gandhi, Amadeus, Cabaret, Slumdog Millionaire y Los mejores años de nuestra vida. Esta última hizo pleno y se llevó todos los premios a los que optaba. Las demás tuvieron entre diez y once nominaciones.