En plena época de influencers y crisis de personalidad, la sociedad necesita héroes y heroínas de verdad. Que no solo tengan superpoderes o nos den muchísima envidia por sus cuerpos perfectos, sino que transmitan unos valores, que nos demuestren que las personas ‘normales’ también tenemos muchísimo que aportar. Y ahí es donde creemos que han encontrado su fortaleza los cómics de Faith Herbert, una heroína adolescente que poco o nada tiene que ver con las heroínas a las que estamos acostumbrados.

Y es que no tiene un cuerpo de infarto, ni tampoco una mallas ajustadísimas que dejan muy poco a la imaginación. Lo de Faith es otro rollo, uno de lo más actual y que ha enganchado a miles de lectores en todo el mundo. ¿Y es por qué? Porque porque es una joven entrada en carnes, de talla grande, que hace gala de sus poderes psíquicos y su capacidad para volar para acabar con los malos. Se acabó eso de que el gordito sea el personaje gracioso y simplón de todas las historias. Ahora, la reconocido Jody Houser nos desmuestra que también pueden ser los protagonistas de la historia, ¡y qué protagonista es esta Faith Herbert!

¿Quién es Faith Herbert?

Se trata de una adolescente con la que prácticamente cualquiera podría identificarse, pero que tiene una identidad secreta con la que lucha contra el mal de un modo bastante convincente.


Según parece, más de un 45% de los compradores de cómics en la actualidad son del género femenino, y por gracia o por desgracia no todas se identificaban con lo que veían en sus páginas. ¿Lo mejor? Que los cómics de Faith Herbert no están orientados a un tipo de mujer muy concreto, sino que pueden ser consumidos tanto por chicos como por chicas porque sus historias son realmente creativas y apasionantes.

Custom pepephone

Si sigue así y un día nos da por ampliar nuestro ranking de las 10 mejores superheroínas es más que probable que le reservásemos un lugar destacado a Feith. ¡Esta chica tiene madera!

Poderes de Faith Herbert

Cierto, en la entradilla del post ya os hemos contado algo al respecto, pero no está de más que profundicemos en el aspecto de los poderes de Faith Herbert para que sepamos, más o menos, qué podemos esperar de sus historias. A pesar de haber crecido como una pobre huerfanita desde bien joven, sus poderes psiónicos hacen que la Fundación Harbinger se fije en ella. A priori, una chica como Faith, bastante entrada en carnes en una edad bastante complicada para no estar contenta con su cuerpo, haría que no tuviese mucha confianza en sí misma.

Sin embargo, lo bueno de nuestra protagonista es que es distinta a todo lo que hemos visto antes. Lo que en cualquier otra habría sido inseguridad, en ella es confianza. Además, ¿qué más da la figura que tengas si tiene poderes telequinéticos y puedes incluso echar a volar? La verdad, nos parece un personaje tremendamente bien construido, y tal y como diría ella… ¡al que no le guste, que no mire!

Cierto es que le vemos una pega, y es el traje que la autora ha elegido como ella. Esa especie de chándal blanco con chaqueta larga a juego con detalles azules no nos termina de convencer. Conociendo la personalidad de Faith, lo cierto es que nos esperábamos algo bastante más atractivo. Eso sí, si recordamos cómo fue el primer traje de Spiderman está claro que Herbert aún tiene cierto margen de mejora en este aspecto. ¡Por lo demás, Faith es una de las mejores incorporaciones actuales a nuestras estanterías!

¿Dónde leer los cómics de Faith Herbert?

Investigando un poco en internet nos ha maravillado que algún que otro tomo de Faith Herbert ya esté disponible en multitud de bibliotecas públicas. Un ejemplo de ello es la de Soria, que incluso promociona su adquisición en su página de Pinterest. Esta opción no está nada mal si queremos tomar un primer contacto con el personaje y ver si merece la pena dejarse el dinero en sus tomos. ¿Y si resulta que después decidimos que sí? En ese caso, como de costumbre, Amazon es un grandísimo aliado para conseguir nuestro propósito.

Un regalazo espectacular para niños y niñas que estén empezando a iniciarse en el noble arte de la lectura de cómics, pero también un autorregalo de categoría para lectores que quieran algo que se salga de lo común. ¿Y vosotros? ¿Los habéis metido ya en el carrito o necesitáis más excusas para hacerlo? ¡Porque mejores no las vais a encontrar!