Las armaduras de Iron Man molarían mucho más en la realidad que en los cómics o en la serie animada. Hoy nos fijamos en eso precisamente, en los distintos trajes que Stark creó para el personaje que terminó engulléndole. Y oye, no son pocas, ¡echemos un vistazo a las armaduras más poderosas de Iron Man en su paso por la gran pantalla!

Mark I

Si te secuestran unos fundamentalistas islámicos y te fastidian el corazón, tienes que apañarte con lo que tengas a mano, no hay otra. Eso sí, Tony Stark dejó a MacGyver a la altura del betún con su primera creación, aunque fuese un tanto tosca.

Como nota curiosa, esta armadura apareció en los cómics y Stark no solo la llevó durante un tiempo, sino que llegó a pintarla de dorado para que a la gente le resultase más atractiva, ¡si es que al final todo es marketing!


Mark II

El primer boceto de la que sería la primera armadura ‘oficial’ de Iron Man. Es la primera armadura robótica de Iron Man inteligente, ya que es la primera en integrar al maravilloso Jarvis, el particular Alexa de Industrias Stark, pero al tratarse de un prototipo, además de no ser 100% funcional, era de color plateado.

Custom pepephone

Mark III

Más cómoda, más funcional, con más autonomía y sin los fallos más graves de las anteriores. Y, por qué no decirlo, la primera armadura de Iron Man en rojo y amarillo. O sea, que esta sí que sí.

Su surtido de armamento ya es envidiable, ¡alucinamos en colores cuando la vimos en acción en la primera peli de Iron Man!

Mark IV

Pensábamos que la Mark III sería la armadura de Iron Man en adelante, pero es que Stark la hizo trizas al final del primer filme. De ahí que empezase la primera secuela con esta que, más que un nuevo modelo, era una versión 2.0 de la anterior. Ciertas mejoras en el blindaje, en las juntas y en ‘el quitaypón’. Lo que viene siendo una actualización.

Mark V

Este modelo de armadura de Iron Man sí es otro rollo. Al contrario que sus compañeros, Tony Stark no tiene superpoder alguno, ¡así que tenía que fabricárselos! 

Cierto, era algo más ‘endeble’ que las dos últimas versiones, pero es que era la armadura ‘de viaje’ de Tony Stark. Le puso en algún apuro, pero también sirvió como prueba para algunos de los modelos de armaduras de Iron Man más avanzados que llegaron después.

Mark VI

El cambio en el reactor de arco que permite vivir a Tony Stark también le aporta otra vida a la sexta de las armaduras de Iron Man. Más velocidad, más autonomía, más maniobrabilidad, mejor armamento y, por si todo esto fuera poco, capacidad de utilizar todas sus ventajas bajo el agua. ¡El Iron Man 4.0 ya estaba aquí!

Mark VII

La primera aparición de Iron Man en Los Vengadores se merecía una nueva entrega de la Tony Stark Fashion Week. Este modelo hubo que sacarlo de urgencia del taller, pero resultó ser decisivo en la batalla en Nueva York. Era algo más voluminoso que los modelos anteriores, pero aunaba todo lo bueno de ellos y le sumaba mayor potencia de láser, así que poco que objetar.

Mark XLII

La primera de las armaduras de Iron Man 3. El color dorado era el predominante, algo que no terminó de gustar a los más fieles. Además, fallaba tanto en defensa como en ataque. Eso sí, Stark es un temerario, así que poco le importó a la hora de ponérsela.

Por cierto, una de sus novedades es que no necesitaba arnés para esto último, ¡todo un adelanto!

La Legión de Hierro

No fueron armaduras vestidas por Tony Stark, pero sí creadas por él para funciones de apoyo. Destruidas después, dejaron paso a un ejército de drones que no solo no llegó a cumplir su propósito, sino que le facilitaron mucho las cosas a Ultrón… y hasta ahí podemos leer.

Mark XLIII

Volvemos a la franquicia de Los Vengadores, en esta ocasión a La Era de Ultrón. Este modelo es una transición en las armaduras de Iron Man: mejora al inmediatamente anterior tanto a nivel técnico como estético (sí, somos más de rojo) y sirve para montar la barbaridad de la que os hablamos a continuación.

Sin duda, una de las armaduras de Iron Man más equilibradas.

Mark XLIV ‘Verónica’

La armadura ‘Anti-Hulk’, creada específicamente para frenar al alter ego de Bruce Banner. Se armaba sobre la Mark XLIII y era una auténtica bestia con mayor resistencia, potencia de armamento y lanzamiento de sustancias químicas con las que aplacar a la masa.

Mark XLV

No busquéis más, la Mark XLV es la más bonita de las armaduras de Iron Man. Predomina el color rojo y el frontal de su reactor de arco es de forma hexagonal. A nivel técnico, además de ser una auténtica barbaridad, destaca que jubiló a Jarvis para dar paso a FRIDAY, su nueva IA.

Mark XLVI

La armadura de Iron Man en Capitán América: Civil War. Más resistente, más poderosa y con más potencia de fuego que las anteriores.

Mark XLVII

Esta es la armadura de Iron Man en Spiderman: Homecoming. Para nosotros, un paso atrás tanto en diseño, volviendo al blanco y rojo, como en funcionalidad. ¡No nos iba a gustar todo!

Mark L

Acabada la trilogía de Iron Man, solo nos quedaban las películas de Los Vengadores. En Ininity War pudimos ver la armadura más futurista de Tony Stark gracias a la nanotecnología. También la más potente y poderosa y la que, para nosotros, es la segunda más bonita. Aúna todo el camino recorrido en las 49 armaduras de Iron Man que hubo antes que ella, una auténtica barbaridad.

Mark LXXXV

El tiempo que pasa desde End Game hace perfectamente factible este salto numérico entre armaduras. El diseño es clásico, pero incluye capacidad de camuflaje o de creación de armamento sobre la marcha en función de las necesidades. ¡Menudo juguetito!

Desde luego, no podéis quejaros del repasito que le hemos dado a los juguetes de Tony Stark, lástima no poder verle en las películas de Marvel de 2021. Sabemos que la cosa está muy negra, pero… ¡ojalá poder ver nuevas creaciones relativamente pronto!