La maestría de Francisco Ibáñez es legendaria y, aunque lo cierto es que un cómic de Mortadelo y Filemón no es excesivamente complicado de replicar si se dominan ciertas técnicas. No todo el mundo tiene las nociones necesarias para hacerlo. Por eso, para que aprendáis cómo dibujar cómics os traemos un maravilloso manual que nos ha encantado.

Ahora bien, ¿Qué podemos esperar de un tomo así? ¿De verdad nuestras historietas van a lucir como las de los mejores cómics de Mortadelo y Filemón? ¡Os lo contamos!

Aprende a dibujar con Mortadelo y Filemón

Siguiendo esta guía paso a paso aprenderéis a dibujar con Mortadelo y Filemón. Y es que no hay nada más satisfactorio que aprender una técnica y poder aplicarla para replicar algunos de los mejores cómics españoles. Además el autor es el mismísimo Ibáñez. A sus más de 85 años, este incombustible dibujante ha tenido a bien sacar tiempo para enseñar a las nuevas generaciones el noble oficio del viñetista, y la verdad es que no se nos ocurre mejor regalo que el de ofrendar su arte para todos nosotros.



¿Qué cosas se pueden hacer con esta guía del cómic español?

Esta nueva y maravillosa aventura de Mortadelo y Filemón no se limita a enseñarnos a dibujarles a ellos, al Súper, a la secretaria Ofelia o al profesor Bacterio. Además, Aprender a dibujar con Mortadelo y Filemón nos da las herramientas necesarias para, por ejemplo, crear a nuestros propios personajes. Y no solo eso, sino que nos cuenta algún que otro secretillo de Ibáñez a la hora de diseñar sus antológicos chistes. Y es que el cómic español, al menos el tradicional, es dibujo, sí, pero sobre todo es ingenio. Picardía.

Custom pepephone

Para nosotros, saber cómo dibujar a Mortadelo y Filemón, o saber siquiera por dónde empezar, ya sería un premio enorme tras todos los Super Humor que hemos devorado. Sin embargo, como ya hemos dicho un poco más arriba, a Ibáñez no le bastaba con eso. Él, además de sus historietas, ha querido dejar un legado, una enseñanza a los miles de lectores que llevamos décadas disfrutándole… y a todos los que vendrán cuando él ya no esté.

Otra de las claves que aborda esta auténtica joya es, por supuesto, cómo contar una historia en viñetas. Sí, sabemos que lo habitual es hacerlo de arriba a abajo y de izquierda a derecha, pero… ¿sabríamos darle ritmo a una historia propia? Ya os adelantamos que no es tan fácil como podría parecer, no tenéis más que intentarlo y ver lo que ocurre. Sin duda alguna, al principio, nada bueno. Sin embargo, siguiendo los pasos y ejercicios propuestos por Ibáñez, diseñar un cómic propio, con argumento, personajes y chistes totalmente originales será poco menos que un juego de niños.